Calendario San Jorge, editado por Francisco Alonso (Paco Alonso)

El arquitecto del tiempo

Francisco Alonso en su casa de la Sobarriba con el calendario. - ramiro

Calendario Paco Alonso

Francisco Alonso edita el calendario con los días propicios al laboreo y la albañilería . Lunas y estrellas marcan los días propicios para labrar la tierra o construir una vivienda en el calendario San Jorge que un año más edita el arquitecto leonés Francisco Alonso, con rigor científico y en papel de toda la vida.

Otro año nuevo, y van veintiuno, Francisco Alonso, el arquitecto más que el hombre del tiempo, ofrece la conjunción de las lunas con los signos del zodiaco representados por las constelaciones y señala uno a uno sobre los 365 días del año las labores o el descanso propicio para la tierra y los momentos para el «bien hacer» de las obras.

El calendario San Jorge es una guía para los períodos de recolección, laboreo, transplante, podas y otras labores. Los tiempos idóneos de riego teniendo en cuenta las fases lunares. Los días alterados de atmósfera ionizada y «revueltas del tiempo» y contiene «oportunas recomendaciones terapéuticas», apunta.

El sol es el centro de todo, pero son las lunas las que marcan los tiempos y el ritmo de las faenas agrícolas y de otras actividades artesanales. Los períodos lunares ascendentes y descendentes y su relación con el sol son la base científica de todas las indicaciones.

La «ayuda natural», matiza, es elegir el momento propicio. En el calendario se indican estos tiempos acoplando «la presencia astronómica a la experiencia condensada en los dichos populares como síntesis-patrón de experiencia compartida, que nos dice ‘cuándo’. El ‘cómo’ deslizará en la acción de las manos y su sentimiento de experiencia. El ‘dónde’ aparece en algún espacio vacío creando hábitat: un huerto, un huerto, un jardín, un ámbito fértil», explica.

El calendario de San Jorge está hecho «con rigor científico» y en papel. Sin más imágenes que los ciclos lunares de cada día del año y sencillos dibujos del autor que además de ser un arquitecto pionero en la bioconstrucción en León es también un defensor de la vida en armonía con la Tierra y el universo en cada acción.

El calendario ofrece las predicciones generales del tiempo que va a hacer en cada mes del año que en 2015 vendrá con invierno y primavera mojados y buenas temperaturas y luminosidad en verano y un otoño apacible. El refranero entretiene la entrada y salida de cada mes: «Enero y febrero comen más que Madrid y Toledo», dice el que encabeza el primer mes del año 2015. Imbuido de sabiduría ancestral, el calendario desvela el significado de las fiestas. Las dedicadas a la Tierra (Ceres, Isis, María, Taria…) son las dedicadas a la madre. Cuando el sol es el protagonista (Osiris, Horus, Cristo…), como ocurre en la Navidad que coincide con el solsticio de invierno, tiene que ver con su recorrido zodiacal y están asociadas a la maduración.

«La aparición del sol en las cuatro estaciones se ha perpetuado como celebración de equinoccios y solsticios: La primavera como resurgir; el verano como exaltación; el otoño como descenso y el invierno como renacer», explica.

El ‘zaragozano leonés’, como bautizó a este calendario el periodista Fulgencio Fernández ya está en las librerías Artemis, Pastor y Alejandría.

Fuente: Diario de León

No hay comentarios.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies