Archivo de la etiqueta: autoclave

Leñero Maragato

Leñero Maragato

Leñero con estilo de cubierta «maragata», realizado en Santiagomillas, con instrucciones precisas del arquitecto Paco Alonso, especialista en Bioconstrucción.

Toda la madera elaborada con CNC, madera tratada con baño caliente de sales de bórax y dos manos de barniz a base de aceite de linaza, colofonia y trementina.

El montaje realizado por Albañiles de la zona.

El uso que se le dará sera resguardar la leña para quemar en la epoca de frío.

La leña se quemara en la cocina económica y así aprovechar para calentar agua, calefacción y cocinar.

Valla de troncos

Valla de troncos.

Separacion de espacios con elementos hornamentales.

Una buena manera de separar espacios de diferentes usos, la valla de troncos, troncos tratados en autoclave, rápido de colocar y de mantener.

Esta valla en concreto se compone de palos verticales de Ø8 de 1,5m. de los cuales 50cm estan clavados en el terreno, palos horizontales de Ø8 de 2m. y sujeto con herrajes de tipo tejano con barraqueros, fácil de mantener y montar.

Fotos de valla en Santa María de Ordás (León)

Madera tratada en autoclave

Madera tratada en autoclave.

Gracias a Fustes Garolera y su blog «Tocamos Madera»

Tratamiento Autoclave de la madera

 

Normalmente la madera se protege con algún producto para que no se deteriore por su naturaleza de materia muerta de un ser vivo, por factores como el tiempo, la acción de los hongos e insectos xilófagos, la humedad, los rayos ultravioleta, etc.

A cubierto, la madera sobrevive largo tiempo con una simple protección de barniz o pintura específica para su uso, si no hay termitas o carcoma. Es diferente el caso de la intemperie, donde se necesita una protección más intensa para resistir las inclemencias del tiempo, hongos, insectos y descomposición.

Se clasifica en cinco tipos de riesgo de menor a mayor:

  • Clase I: Madera resguardada y protegida de la intemperie y no expuesta a la humedad. Como ejemplo; muebles de interior, suelos y vigas de vivienda.
  • Clase II: Madera resguardada y protegida de la intemperie que ocasionalmente sufre una elevada humedad, como pueden ser cocinas y baños.
  • Clase III: Madera situada en el exterior sin contacto con la humedad de la tierra, expuesta a los agentes atmosféricos y humidificación frecuente. Ejemplo; balconadas, carpintería exterior, muebles de jardín y elementos de decoración exterior.
  • Clase IV: Madera en contacto con la tierra o agua dulce, expuesta a humedad permanente. Pueden ser jardineras, tarimas exteriores, cimentación, postes clavados en tierra, etc
  • Clase V: Madera permantentemente expuesta al agua salada, objetos de barcos, muelles y pasarelas sumergidas, etc.

Uno de los tratamientos más eficaces para clases de protección III y IV es el tratamiento autoclave. Consiste en introducir la madera en un autoclave cerrado herméticamente, donde primero se hace el vacío para eliminar el aire, el agua y las resinas de las células que forman la albura. La madera debe estar seca, a una humedad inferior al 25%. Seguidamente se introduce en el poro abierto los vapores a alta presión de los diferentes productos químicos que protegerán la madera.

Éstos productos penetraran en más o menos profundidad dependiendo del grosor de la madera. Por lo tanto, es posible que en vigas o tablones gruesos el tratamiento no llegue al centro, y al cortar transversalmente el núcleo quede expuesto a la intemperie sin protección. Por lo que es recomendable darle una mano del mismo producto químico, o bien, tratar en autoclave después de cortar las piezas.

En especies como el abeto admite una protección máxima de clase III, y en pino una clase IV.

Deben utilizarse herrajes de acero inoxidable para evitar que la corrosión cree puntos de inicio para el ataque a la madera.

En el tratamiento autoclave la madera resulta de un color verdoso (también incoloro en clases de riesgo inferiores). Hay la posibilidad de darle un acabado en barniz decorativo con color para darle un aspecto más natural.

 

jardinera pino flandes tratado autoclave

 

valla flandes tratado autoclave

 

valla redondeada flandes tratado autoclave

Agradecimientos: Grup Corvi

Link de la fuente.

NOVEDAD Postes tratados

Aquí encontrara todo lo que necesita en postes tratados en autoclave, tambien conocidos como estacas tratadas, para la el montaje de vallas, cerramientos, covertizos rusticos, etc., y todo en nuestra tienda exposición “MaderameN” en  León

Disponemos en «stock» de las medidas de diametro y longitud más utilizadas en el mercado.

Visite la pagina de caracteristicas para informarse las medidas de los postes que trabajamos.postes tratados

NOVEDAD Medios palos tratados

Disponemos desde hace poco de medios palos tratados para hacer vallas o forrar paredes entre otras muchas aplicaciones.
imageimage

NOVEDAD listones de 70×70 y 90×90 de 3mtr.

Añadimos nuevos productos de madera natural a nuestro «Stock», podreis ver las nuevas incorporaciones, si os acercais a nuestra tienda exposición de “MaderameN” en  León.

Tenemos tablones de:

  • 90×90 de 3 metros, tratado y sin tratar.

image

  • 68×68 de 3 metros, tratado y sin tratar.

 

image

A demás de tablas, tablones y rastreles.Visita la sección de madera natural en «Productos«. Podrás ver un listado de todas las medidas que tenemos en «stock» actualizado dia a dia.

 

Tratamiento en autoclave

Hay varias modalidades de tratamiento en autoclave, por inmersión o aspersión, ésta segunda opción solo se consigue un tratamiento a riesgo III, el cual solo es válido en situaciones en que la madera no este en contacto directo con el suelo. Y luego esta la opción de inmersión, con la que se pueden dar los tratamientos a clase de riesgo III y IV, la clase de riesgo IV es válida para situaciones en que la madera esta en contacto directo con el suelo, ya que este tipo de tratamiento es en profundidad.

Para hacer un tratamiento en autoclave a riesgo III:

  1. Se colocar la madera en el autoclave rastrelada para crear hueco entre las piezas de madera.
  2. Se hace el vacío en el autoclave, para extraer el aire de las células de la madera y hacerlas más receptivas al tratamiento.
  3. Se inunda con el tratamiento el autoclave, hasta que dentro del mismo solo hay tratamiento y madera.
  4. Se vacía todo el tratamiento del autoclave.
  5. Se hace un último proceso de vacío, para extraer el liquido excedente de las células de la madera.

Para hacer un tratamiento en autoclave a riesgo IV:

  1. Se colocar la madera en el autoclave rastrelada para crear hueco entre las piezas de madera.
  2. Se hace el vacío en el autoclave, para extraer el aire de las células de la madera y hacerlas más receptivas al tratamiento.
  3. Se inunda con el tratamiento el autoclave, hasta que dentro del mismo solo hay tratamiento y madera.
  4. Se da presión en el interior del autoclave con más tratamiento durante un tiempo establecido en el protocolo de tratamiento a clase de riesgo IV.
  5. Se vacía todo el tratamiento del autoclave.
  6. Se hace un último proceso de vacío, para extraer el liquido excedente de las células de la madera.

Para que la madera este preservada, debe ser impregnada con un tratamiento bajo condiciones controladas en una planta de impregnación de vacío/presión.

La madera, con el tratamiento en autoclave, está protegida contra la descomposición fúngica (putrefacción) y de los ataques de insectos, a fin de asegurar una prolongada vida útil de la madera o de los componentes de madera tratados, habiendo seguido las especificaciones apropiadas.

Tras su impregnación, el preservante se une a la estructura de la madera de forma tal que no se lo puede separar de ella.

El tratamiento contiene biocidas de cobre y tiazol.

Los usos típicos de la madera con tratamiento incluyen construcción general, enchapado, estructuras de madera para jardín y esparcimiento, cercas y equipo para juegos infantiles, estando todas estas aplicaciones dentro de las Clases de Uso 1, 2, 3 y 4 (BS EN 335-1).

La madera con tratamiento en autoclave se encuentra disponible con un tinte exterior de color marrón nogal.